El diseño industrial se caracteriza por su estética robusta, funcional y a menudo sin adornos superfluos.

1. Materiales Expósitos

  • Ladrillo Visto: Paredes de ladrillo sin revestir aportan un aspecto rústico y auténtico.
  • Concreto: Su uso en pisos y paredes crea un ambiente moderno y minimalista.
  • Madera Recuperada: Utilizar madera reciclada para muebles y decoraciones añade calidez y carácter.

2. Mobiliario de Estilo Industrial

  • Muebles Metálicos: Escritorios, sillas y estanterías de metal, a menudo con un acabado envejecido, aportan un toque auténtico.
  • Muebles Mixtos: Combinaciones de madera y metal son características del estilo industrial, proporcionando durabilidad y estética.

3. Iluminación Industrial

  • Lámparas de Estilo Vintage: Lámparas colgantes de metal, a menudo en negro, cobre o latón, con bombillas Edison.
  • Apliques de Pared: Focos y lámparas montadas en la pared con un diseño simple y funcional.

4. Puertas y Divisores

  • Puertas Correderas de Estilo Granero: Puertas de madera rústica o metal que ahorran espacio y aportan un toque industrial.
  • Divisores de Vidrio y Metal: Paneles de vidrio con marcos de metal negro para crear oficinas o salas de reuniones, manteniendo la transparencia y amplitud del espacio.

5. Detalles en Acabados

  • Tuberías Expuestas: Tuberías de metal en techos y paredes pueden ser integradas como parte del diseño decorativo.
  • Superficies Rugosas: Paredes con acabados rugosos o superficies envejecidas que agregan textura y profundidad.

Otros proyectos